1.)  Acudir al dentista una vez al año aunque no existan molestias de ningún tipo.

 

2.) Técnicas del cepillado:  después de cada comida realizando movimientos  circulares.

 

3.) Si existe sangrado con el cepillado, acudir al dentista.

 

4.) Los niños deben familiarizarse lo antes posible con el cepillo y el cepillado. (a partir de 3 años).

 

5.) Es necesario reponer las piezas perdidas lo antes posible para una correcta masticación y digestión. De esta forma ayudamos a mejorar el mantenimiento del resto de los dientes.

 

6.) Realizar la primera consulta de los niños a los tres años.

 

7.) No  comer   excesivos  alimentos  con azúcar. (Gominolas,   dulces,  bollería industrial, etc.)

 

8.) Es necesario cuidar mejor de nuestros dientes pues deben durar toda la vida. Ya sabemos que uno de los "grandes placeres de la vida" es comer.

 

9.) Si nota dolores de cabeza, chasquidos al abrir y cerrar la boca, los dientes desgastados o es consciente de que aprieta y rechina los dientes, debe acudir a la consulta del dentista lo antes posible.

 

10.) Si tiene los dientes oscuros, con manchas, decoloraciones o no le gusta su forma o anatomía, consúltelo pues en la actualidad existen muchas posibilidades estéticas que le mejorarán su sonrisa.